Blogia
devacaciones

Abuelita abuelita...

Abuelita abuelita...

Pero qué orejas más grandes tienes!!!

Qué gran verdad nos dijo Perrault.

Cada vez estoy más de acuerdo con él. Te pones un disfraz y te quedas con el pueblo cómo te de la gana. pero no porque actuemos bien, sino porque a la gente se la suda escuchar al prójimo.

Antes estaba el confesor. Me imagino que esa figura es muy añorada en los tiempos que corren.

No sólo es que la gente no escuche, sino que la parte agresiva que todos tenemos trata de captar sólo aquella información sobre la ruina ajena, para así calmar la suya.

Para mí la gran crisis no es económica, es de valores.

Cada vez la balanza de conocidos sube y la de amigos baja. Pensé que yo le importaba a muuuuucha gente, pero nooooo es así. Y no lo digo con pena, sino con alegría de saber que al menos a alguien le importo. Y se alegra, de verdad, de mis alegrías y no está tan pendiente de mis ruinas...

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Lesënok -

Veamos:

"...
—Deja la torta y el tarrito de mantequilla en la repisa y ven a acostarte conmigo.

Caperucita Roja se desviste y se mete a la cama y quedó muy asombrada al ver la forma de su abuela en camisa de dormir..."



1. ¿Una abuela que pasa de la comida que le trae la nieta?
2. Le dice a la nieta que se acueste con ella. ¿Con que intención?
3. ¿La nieta para ello se desnuda?
4. ¿Y sólo se sorprende por la forma de la abuela en camisa de dormir?



¿QUUUUUUÉEEEEEEEEEEEEE?????
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres